Por Mauricio Kagel

Mauricio Kagel ha muerto el 18 de septiembre de 2008. Judío argentino de familia de izquierdas, músico y cineasta, de formación un poco autodidacta. Estudió filosofía y literatura en la Universidad de Buenos Aires (donde tuvo como profesor a Jorge Luis Borges) mientras recibía clases privadas de música. Después trabajó en el Teatro Colón de Buenos Aires, como asesor de música en la universidad y como responsable de la sección de cine de la revista Nueva Visión.

En 1957 Kagel se transladó a Colonia con una beca y allí se estableció definitivamente. Entonces el ambiente cultural de la ciudad estaba marcado principalmente por la música expreimental de vanguardia y, sobre todo, por Stockhausen. En la ciudad alemana desarrolló Kagel su maestría en técnicas de composición vocal e instrumental y compuso su primera obra de relevancia: Anagrama, una pieza para solista, coro y grupo de cámara. Esta obra es es un ejemplo de la música “pura” compuesta por Kagel a lo largo de su carrera; pero su producción incluye también películas y teatro musical o teatro instrumental con músicos en lugar de actores que, sobre todo, contienen reflexiones cómicas sobre la decadencia de las tradiciones (algo ya presente en Satie y Debussy, aunque ahora explorado sistemáticamente por Kagel, quizá bajo la influencia del dada). Como ejemplos, Musik für Renaissance-Instrumente (1966), como parodia de la música antigua; Staathstheater (1970), o el ballet y la ópera cabeza abajo; Kantrimiusik (1975), sobre la música Country; Mare Nostrum (1975; revisada en 1997), una crítica del colonialismo con Europa colonizada; Variété (1977), una celebración del circo y Der Tribun (1979), una mofa del totalitarismo. Más recientemente, Compass Rose (1988-94) trata de las paradojas de las llamadas “músicas del mundo”.

Característicos de Kagel fueron también los homenajes a otros compositores (marcando la diferencia), como Ludwig Van, con motivo del bicentenario del nacimiento de Beethoven en 1970, donde aprovecha para burlarse del consumismo cultural hortera que ha convertido al compositor en mero producto comercial; Variationen ohne Fuge (1972), sobre Brahms y Handel; Fürst Igor (1982) sobre Stravinsky, e Interview Avec D (1994) sobre Debussy. Para el tricententenario de J.S. Bach en 1985, Kagel compuso la Sankt-Bach Passion, obra mucho más respetuosa con el homenajeado que las anteriores. Estos homenajes a personalidades de la historia de la música, si bien sugieren un cierto tipo de postmodernismo, también muestran un pensamiento y una sensibilidad irreductiblemente original al compararse con su obra posterior. A partir de 1975 la producción de Kagel comienza a adquirir estructuras muy definidas, con un centro y desarrollo, si bien contaminadas por ruido y elementos reminiscentes de sonidos de la vida real. Como ejemplos de su trabajo pueden escucharse aquí

ACUSTICA (1971) Parte I Parte II Parte III Parte IV

DER SCHALL (1968) Cara A Cara B

Gracias a Ubu Web por hacer disponible estas obras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: