Henri Michaux, Images du monde visionnaire, 1964

Images du monde visionnaire es una película educativa de Henri Michaux y Eric Duvivier producida en 1963 por el departamento de cine de la compañía farmacéutica suiza Sandoz (conocida por haber sintetizado el LSD en 1938) para demostrar los efectos alucinógenos de la mescalina y el hachís. A pesar de ser una película educativa, esta obra está claramente relacionada con la filmografía experimental. Es, por otra parte, el único film de Michaux, que escribió varias obras sobre sus experiencias con drogas. El encargado de dar forma fílmica a las ideas de Michaux fue el director Eric Duvivier, que también adaptó para la pantalla la novela collage de Max Ernst La femme 100 têtes.

Vodpod videos no longer available.

more about “Henri Michaux, Images du monde vision…“, posted with vodpod

Los comunistas españoles responden a los obispos: Con el crucifijo se han realizado represalias, persecuciones y se han recortado las libertades en muchas partes del mundo a lo largo de la historia”

Secretaria de Comunicación del PCE / 27 nov 08. Las declaraciones del Secretario General de la Conferencia Episcopal Española Martínez Camino, en las que manifiesta que “el crucifijo es un signo de garantía de libertad frente a los totalitarismos”, han sido respondidas desde el PCE.

Para el PCE, con el crucifijo se han realizado represalias, persecuciones y se han recortado las libertades en muchas partes del mundo y a lo largo de la historia. También, desde el PCE y en respuesta a las tendenciosas declaraciones de Martínez Camino, manifiestan,que son signos de libertad los que no se imponen, en alusión a la presencia de signos religiosos en Escuelas Públicas que son de toda la sociedad y critican que todavía la iglesia se encuentre anclada en los tiempos del franquismo, en los que fue cómplice de un régimen fascista, totalitario y represor.

Utilizando la frase empleada por Martínez Camino “dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”, se responde desde el PCE que la Escuela Pública es de toda la sociedad y que España es un estado aconfesional, por lo que los crucifijos deben estar en las iglesias y no se pueden imponer en los colegios públicos.

Por último, el PCE muestra su apoyo a Fernando Pastor, ante los ataques a la libertad de conciencia de los que está siendo objeto por parte de la dirección del colegio Macias Picavea de Valladolid, desde que se conoció la sentencia en la que se insta al Colegio a retirar el crucifijo de las aulas. Para el PCE, la iglesia fiel a los tópicos, sigue aquello de que una cosa es predicar (libertar) y otra dar trigo (libertad).

Recordando a Pasolini

Un mes de octubre de hace 33 años fue asesinado el poeta y militante comunista italiano Pier Paolo Pasolini. Para recordar su memoria publicamos una biografía realizada por Elena Tardonato y su poema Las cenizas de Gramsci, introducido y traducido por la misma autora.

Elena Tardonato. Especie de Rimbaud italiano, nació en 1922 en Bolonia. Sufrió la guerra y fue antifascista y comunista, luego renegado. La madre de profunda vena católica, y su padre militar y fascista, muy similar en muchos aspectos al padre de Kafka.

Retrato de Pasolini por Paolo Steffan, 2007

Retrato de Pasolini por P. Steffan, 2007

En 1950 llega a Roma donde conoce la mayor pobreza; allí publica Ragazzi di vita, Una vita violenta y Ceneri di Gramsci. En Roma participa en el guión de Las Noches de Cabiria con Fellini, y en un filme con Bertolucci. En 1964 El Evangelio según San Mateo le permite el paso hacia un mundo más mítico y alegórico, y ofrece entonces Edipo Rey en el que se produce el castigo casi deico que implica su trilogía El Decamerón, Los Cuentos de Canterbury y Las mil y una noches. Pasolini volvió a sumergirse en los horrores del siglo XX ejemplificando en Saló el fascismo, trasladando allí los relatos perversos del marqués de Sade a un castillo durante la efímera república de Saló donde concluyera el régimen de Mussolini. Durante 20 años dominó la escena cultural, literaria y cinematográfica italiana. Los escritos periodísticos, hilvanados como siempre con prosa lúcida y dura, sin adornos que se mueven por esquemas, enumeraciones, contrastes, paralelos y simetrías en humilde libertad estilística.

El intenso deseo de renovación lo llevó al cine considerado como el medio de comunicación más inmediato y eficaz para dialogar con los jóvenes; era también la manera de resistir a la cámara televisiva. No obstante estaba obligado a vivir en una realidad hostil, rechazó entonces el camino del aislamiento y del silencio para elegir aquél del compromiso y de la desmitificación, y para que su voz alcanzara un mayor público escogió la vía periodística ya que la poética o la narrativa era insuficiente para aquella juventud que ya casi no leía. Publica entonces convencidos y convincentes artículos editados posteriormente como Las Bellas Banderas, Cartas Luteranas, Los Escritos Corsarios y otros que aparecieron en el Corriere della Sera.

La aparente contradicción de publicar en disímiles órganos periodísticos adquiere coherencia porque

Pasolini ante la tumba de Gramsci

Pasolini ante la tumba de Gramsci

aquella Italia con diferentes condiciones histórico- culturales, obligaba a que el intelectual empleara una nueva estrategia, asumiera un distinto rol para no permanecer como una voz no escuchada. Ataca así desde lo interno a la sociedad utilizando sus mismas armas. Pasolini acepta el desafío del poder, de ese mismo poder que lo había marginado, procesado- sufrió 35 juicios -, recurriendo a aquellos mismos medios con los que la sociedad de consumo había fundado su consentimiento: la prensa, la televisión y el cine.

Las polémicas, las acusaciones, las discusiones entorno a él ya habían surgido cuando amonestara “Contra los cabellos largos” a los jóvenes por un estilo que para él no significaban libertad alguna sino simplemente moda, como la de los jeans, como la del amor libre, como la de la peligrosa comodidad. Era la pérdida de identidad que denunciaba a un pueblo que había ensordecido por el benessere, que empeñaba su futuro por las cuotas de una heladera o del aire acondicionado. Mostraba la fuerza de su corrosiva provocación señalando con dedo inquisitorio al mundo juvenil, y también a la ambigua y retrograda ideología. Pasolini se daba cuenta de que el Poder lejos de escandalizarse había terminado por absorber a estos jóvenes. y aparece allí con nitidez su reflexión acerca de la homologación cultural y social debida a la fuerza del poder.

Descargar las-cenizas-de-gramsci

Otra documentación sobre Pasolini: “Profezia” a Jean Paul Sartre, 1963 y una entrevista de Pasolini a Ungaretti en 1964

La conversión de Antonio Gramsci

La vida y las obras grandes figuras de la cultura europea son objeto de constantes relecturas. El caso de Antonio Gramsci es especialmente relevante porque casi siempre ha mantenido una doble condición: no sólo es una de las referencias fundamentales de la historia del pensamiento marxista, sino también una de las figuras más prominentes de la cultura italiana moderna y un símbolo del antifascismo que está a la base de la mejor teoría política y de los fundamentos mismos del Estado italiano desde la II Guerra Mundial.

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Aparece ahora la noticia difundida por un cardenal retirado octogenario, Luigi De Magistris, de que Gramsci se convirtió al catolicismo mientras agonizaba en la clínica Quisuisana tras veinte años de penalidades en una cárcel fascista. Y no sólo eso. Según De Magistris, a Gramsci “le llevaron las monjas una estampita del niño jesús y la besó.” La afirmación se basa en el testimonio de una de esas monjas, algo que ya afirmó el jesuita Giuseppe della Vedova en el lejano 1977, en un artículo en la revista Studi Sociali. De Magistris vuelve a sacar a colación el argumento en la presentación del nuevo catálogo de santos en Radio Vaticana el 24 de noviembre.

La afirmación es difícil contrastarla, con la monja yamuerta, pero no puede dejar de parecer extraño que el pensador que ha realizado posiblemente la crítica más exacta y profunda del estatus político y social de la religión y sus instituciones no sólo se convirtiese al catolicismo, sino a demás al catolicismo de las estampitas para viejas conventeras. El hecho, para De Magistris, es naturalmente censurado por “el mundo de la hoz y el martillo”; pero la reacción de los expertos, y de los expertos marxistas, no ha sido precisamente la de la censura, sino la de una explicación muy completa y sistemática de la información disponible y contrastable. De ello parece que más bien resulta lo contrario y lo más previsible –también desde la más elemental metodología historiográfica-, esto es: que antonio Gramsci no era precisamente un capillita santurrón. El historiador y filólogo Luciano Canfora, del cual está a punto de salir el libro La Storia Falsa sobre los años de prisión de Gramsci, piensa que se trata de un intento obsceno por parte de la iglesia de apropiarse de la herencia intelectual del filósofo, una maniobra indigna que no se sustenta en documentos históricos. De todos modos Canfora e lo ha tomado a broma, y ha afirmado que también podría darse la controversia sobre si, a la hora de su muerte, Pericles el ateniense del siglo V a.c. se convirtió al confucianismo. Algo parecido afirma otro historiador, Aurelio Lepre, que es autor de la biografía de Gramsci Il Prigioniero. Lepre ha recordado una carta de Gramsci a su cuñada Tania Schucht de 1933 en la que le pedía que, en caso de muerte, no le diesen la extremaunción porque filosóficamente le repugnaba.

Entre los que apoyan las tesis de De Magistris sobre la conversión de Gramsci está el ex-presidente de la República y político democristiano Francesco Cossiga, que no aporta dato alguno, pero dice que, si lo afirma De Magistris, es que es verdad: “si hay alguien que sabe de la conversión de Gramsci y de su muerte en el seno de la iglesia católica, ese es monseñor De Magistris”.

Cossiga es la prueba de que, si a la comunidad católica le dicen rebaño, será por algo. Y especialmente en Italia las invenciones y los rumores se convierten en artículo de fe a poco que se divulguen. Por eso la explicación más completa la ha debido dar el filósofo Giuseppe Vacca en su calidad de presidente del Instituto Gramsci de Roma, no sin gestos de impaciencia por la superficialidad con la que se está tratando el asunto. Vacca reitera que en la documentación catalogada que se posee no existe prueba alguna de tal conversión:

«Hay algunas cartas de Tania a Sraffa que describen detalladamente ls últimos días de la enfermedad y la muerte de Gramsci en las cuales no encontramos nada de esto. Tampoco en una carta de su hermano Carlo a Togliatti, en la cual sí se habla del deseo de Gramsci de ser incinerado. Esto encontró obstáculos en principio porque Gramsci no era creyente y porque el régimen fascista temía manifestaciones en la calle, siendo el día antes del primero de mayo. Los documentos policiales tampoco mencionan su acercamiento a la fe. Además hay algunas cartas inéditas todavía en las que Tatiana escribe a los familiares sobre los últimos días de Gramsci. Son confidencias estrictamente familiares en las que debería de haber alguna referencia a este asunto.” De todos modos Vacca afirma que “no sabe qué hizo Gramsci en el momento de su muerte”; pero que la supuesta conversión no cambiaría nada y que, si existiese, “no encontraría en ello nada de escandaloso”.

Por su parte el secretario general de Rifondazione Comunista Paolo Ferrero piensa que “[Las de De Magistris] son declaraciones ridículas no verificables sobre conversiones de hace setenta años con el objeto de demostrar el derrumbamiento de un mito. Dentro de poco tiempo nos explicarán que Gramsci era liberal, porque es evidente que los comunistas pueden ser sólo asesinos o arrepentidos”.

Descargar aquí observaciones-sobre-el-folclore de Gramsci, donde se hace referencia al problema de la religión. Texto tomado de Juan José Gómez (ed.), Crítica, tendencia y propaganda. Textos sobre arte y comunismo, 1917-1954. Traducción de JJ. Gómez

Activismo, libertad y control en la red

Jose F. Alcántara ha publicado La sociedad de control, un libro editado por El Cobre que discute temas de privacidad en la red, derechos de autor, retención de datos, etc. y puede descargarse gratuitamente en formato electrónico.

http://www.versvs.net: Privacidad, propiedad intelectual y el futuro de la libertad. En los últimos años el mundo ha cambiado mucho, la tecnología digital abre nuevas posibilidades que van desde el modo en que nos organizamos socialmente hasta el modo en que nos informamos y nos comunicamos con las demás personas, pasando por las nuevas formas de ocio y de consumir nuestro tiempo libre.

sociedad-de-control

Pero, aparejado a esas nuevas posibilidades, surgen nuevos peligros que amenazan nuestras libertades y derechos más básicos, uno de ellos el derecho a mantener nuestra privacidad. A menudo, desde el poder establecido se ha divulgado el mensaje de que la red es utilizada mayoritariamente para cometer actos delictivos, cuando en absoluto es así. La red no es más que el reflejo de las personas que la van construyendo, y esas personas son las mismas con quienes convivimos en otros ámbitos de nuestra vida. Así, en la red no hay más delincuentes ni personas dispuestas a delinquir que fuera de ella. No hay más daño dentro que fuera de la red. Sin embargo, los poderes políticos y economómicos temen a la red y la temen porque abre nuevas posibilidades sociales, de organización al margen de los hilos conductores de la sociedad durante los dos últimos siglos (partidos políticos y poder económico concentrado en muy pocas manos). Dicen que sus negocios sufren (y quizá sea cierto) con el advenimiento de internet. Unos y otros, políticos y oligopolistas del entretenimiento, se parapetan en la mal llamada propiedad intelectual para defender el levantamiento de muros, vallas y barricadas que nos impidan usar la red libremente.

Y lo hacen aún a sabiendas de que para conseguirlo tendrán que recortar nuestros derechos y libertades más fundamentales (la libertad de expresión e información, la libertad de comunicación con otras personas y el intercambio de información con las mismas). Es ahí donde comienza a jugarse el futuro de la libertad, nuestra libertad, asediada por grupos de poder que ven en los cambios que internet podría introducir en nuestras vidas una amenaza. Muchas de estas leyes para recortar nuestros derechos ya están en vigor (endurecimiento de las leyes de propiedad intelectual, leyes de retención de datos, nuevas leyes antiterroristas desarrolladas en el marco de la «guerra contra el terror») y otras están por venir. Unas y otras, sin duda, seguirán endureciéndose en tanto la sociedad no ofrezca desde las calles un rechazo fuerte a las mismas. La sociedad digital ha traído unas posibilidades democratizadoras como nunca antes se habían conocido, pero un mal uso de las nuevas tecnologías (que otorgue demasiado control a un reducido número de personas) desembocaría en la creación de una terrorífica distopía que, si no estamos diestros, será difícil evitar: la sociedad de control.

Jose F. Alcántara (Málaga, 1980) es licenciado en química por la Universidad de Málaga. Tuvo su primer contacto con Internet en 1998 y desde entonces ha participado en la red activamente, impulsado por su propia inquietud y por las posibilidades de cambio social y mejora de calidad de vida que ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación. Activista en favor del software libre, desde el año 2005 edita y mantiene un blog (Versvs’ Blog, http://www.versvs.net) donde discute y reflexiona las posibilidades que la tecnología digital nos ofrece así como la influencia de ésta sobre nuestros derechos y libertades básicos.

Cero Negativo/Ceros a la Izquierda, Entrevista a Cayo Lara, octubre de 2008

Entrevista a Cayo Lara realizada por Ceros a la Izquierda y Cero Negativo. El cabeza de la lista más votada en la pasada Asamblea Federal de Izquierda Unida habla de sí mismo, de su definición ideológica, de su experiencia como sindicalista agrario, alcalde y coordinador de Izquierda Unida en Castilla La Mancha, y de los objetivos políticos de la organización.

Vodpod videos no longer available.

more about “Entrevista a Cayo Lara“, posted with vodpod

Vodpod videos no longer available.

more about “Entrevista a Cayo Lara (2ª Parte)“, posted with vodpod
Vodpod videos no longer available.

more about “Entrevista a Cayo Lara (3ª Parte)“, posted with vodpod

Vodpod videos no longer available.

more about “Entrevista a Cayo Lara (4ª Parte)“, posted with vodpod

Vodpod videos no longer available.

more about “Entrevista a Cayo Lara (5ª Parte)“, posted with vodpod

Las declaraciones de Rouco son casus belli

No nos interesa demasiado si Antonio María Rouco Varela es un cínico, un sinvergüenza, un demente senil o todo al mismo tiempo, pero alguien tendría que dar explicaciones sobre las últimas declaraciones del Presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Madrid.

El lunes 24 de noviembre Rouco afirmó el en el discurso inaugural de la XCII Asamblea Plenaria de la CEE que “a veces es necesario olvidar”, en referencia al desarrollo de la Ley de la Memoria Histórica, muy criticada por las sotanas españolas. Por el contrario, las actividades de recuperación de la memoria de la Guerra Civil, y en especial la exhumación de fosas con decenas de miles de asesinados, le parecen a Rouco que suponen “el peligro de un deterioro de la convivencia”, añadiendo que “a los jóvenes hay que liberarlos, en cuanto sea posible, de los lastres del pasado, no cargándolos con viejas rencillas y rencores, sino ayudándoles a fortalecer la voluntad de concordia y de amistad”.

Lo increíble es que, mientras los obispos llaman al olvido, hace ahora justo un año la iglesia católica beatificó a 498 mártires “que dieron la vida por Cristo durante la persecución religiosa de los años treinta del siglo XX en España” (léase guerra civil o “cruzada”) y prepara una lista de otros quinientos. Sin embargo para Rouco, el que miles de ciudadanos busquen a sus familiares asesinados por los fascistas y enterrados como animales en fosas comunes o en las cunetas de España “deteriora la convivencia”.

¿Acaso la postura de Rouco es la oficial de la iglesia católica? Por una vez (aunque no muy satisfactoriamente) en España se deja de esconder la mierda bajo de la alfombra, pero a algunas personas la  la verdad le ofende y a otras muchas a los preocupa bastante los caminos que está tomado esta iglesia. Las declaraciones de otros miembros de la jerarquía parecen confirmarlo. El cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, aseguró el 25 de noviembre que eliminar de las escuelas públicas el crucifijo, “que es un signo de nuestra cultura tan arraigado, no favorece ni mucho menos la convivencia de las personas”. Fue su reacción a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid que ordena retirar esos símbolos religiosos del colegio público Macías Picavea de la capital castellano-leonesa.

La sentencia sostiene que la presencia de símbolos religiosos en la escuela vulnera los derechos fundamentales de igualdad, libertad religiosa y aconfesionalidad del Estado recogidos en la Constitución. El cardenal Amigo no comparte esta decisión ni se resigna a perder privilegio alguno, toda vez que, estimó, “la convivencia se construye con el respeto a las personas, no solamente tirando por la borda la riqueza cultural de un país”. Y ello siendo arzobispo en una ciudad donde, por cierto, se ha movilizado toda la ultraderecha para impedir la construcción de una mezquita mientras él pasa el cepillo. Hablando de riqueza cultural y “convivencia”, recordamos todavía el episodio de diciembre de 2006 cuando el presidente de la Junta Islámica, Mansur Escuredo, solicitó que los musulmanes también pudiesen orar en la Mezquita de Córdoba. Entonces el obispo de la diócesis, Juan José Asenjo, rechazó esta posibilidad por considerar que el uso compartido del templo “no contribuiría a la convivencia pacífica de los diferentes credos”. Muy serio daño social, y muy serio daño a sí misma se hace una institución que defiende sus convicciones de manera tan indigna y extemporánea.