El Museo de Historia Alemana presenta la historia del idioma alemán en cooperación con la Casa de la Historia de Bonn y el Instituto Goethe

Deutsche Welle. El alemán se habla desde hace 1200 años, independientemente de que muchos ciudadanos teman su declive y se sientan amenazados por el incremento del uso de anglicismos, y de que a diferencia del francés, el alemán jamás haya contado con una instancia estatal que se ocupara de ella.
Con 120 millones de germanohablantes, este idioma es en realidad un “gigante”, opina Hans Ottomeyer, director general del Museo de Historia Alemana, que cree que no se le trata con el debido respeto. Por lo mismo se han decidido ahora a promover la imagen del alemán que cuenta con un total de 300.000 palabras a las que cada año se suman 1000 términos nuevos. La exposición muestra verdadera joyas bibliófilas, por ejemplo “Abrogans”, el libro en alemán más antiguo que se conoce, un diccionario del siglo VIII, especializado en términos bíblicos y una carta de Martin Lutero.
A lo largo de la historia el alemán estuvo amenazado de muerte, por ejemplo durante la Guerra de los 30 años, cuando dominaban los elementos franceses, italianos y españoles. Se crearon entonces las primeras sociedades de protección del idioma y con volantes se promovía la figura del “Deutscher Michel” contra la influencia extranjera.

El idioma y su aprendizaje, la poesía y el idioma, idioma y técnica así como la lengua viva.
Estos son los cinco apartados de la muestra. El visitante pasa de una estación a la siguiente, y de una instalación moderna a un salón circular en el que se encuentran todos los títulos publicados hasta ahora por la editorial Reclam.

Idioma para escuchar
También se ha introducido la palabra hablada por medio de proyecciones de video y grabaciones que le dan gran sensualidad a la muestra. Aquí la literatura ocupa un lugar central. Se pueden escuchar mediante una audio guía textos de Walter von der Vogelweide y de Johann Wolfgang von Goehte, así como la voz original del poeta dadaísta Kurt Schwitters o del premio Nobel de la Paz Thomas Mann. Sus emisiones de radio en contra del régimen nazi, “Deutscher Hörer” (oyente alemán), se exponen junto a un artículo de periódico de febrero de 1943 referido al discurso del ministro de Propaganda, Joseph Göebels sobre la guerra total “totaler Krieg”.
Desde diciembre del año pasado se discute sobre incluir el idioma alemán en la Constitución. En opinión de los organizadores de la exposición, esto es completamente superfluo. En su opinión el alemán es un idioma vivo y multifacético que no necesita protegerse por leyes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: