El diario “El País” irrumpe en la campaña electoral vasca con una alucinante apología de la violencia

El reportaje “La espiral de la violencia”, que publica el diario El País elogiando la destrucción de  la Herriko Taberna de Lazcao por parte del socialista Emilio Gutiérrez, parece haber traspasado la línea roja de la opinión para hacer apología de la violencia política y del “ojo por ojo” de manera muy, muy preocupante.

El comportamiento airado de Emilio Gutiérrez ha venido a quebrar, estrepitosamente, la gigantesca espiral de silencio instalada en la población vasca no nacionalista

José Luis Barbería, http://www.elpais.es, 28/02/2009

En el suplemento del 1 de marzo, adelantado en la web del diario el 28 de febrero, aparece un texto de José Luis Barbería sobre la machada de Emilio Gutiérrez, que el pasado 25 de febrero destrozó la Herriko Taberna de Lazkao minutos después de la concentración en repulsa del atentado de ETA de la víspera contra la sede del PSOE de la localidad.

Como se recordará, Gutiérrez vive en el piso superior de la sede y su vivenda sufrió desperfectos a raíz del atentado de ETA. Al día siguente el indivíduo penetró con una maza en la sede nacionalista, destrozándola ante la pasividad de la policía y los asistentes a la concentración de repulsa. Tras una breve detención, fue puesto en libertad con cargos.

Tratándose de una reacción energúmena, fruto de un momento de angustia e indignación, la cosa no debería de haber traído más cola, a no ser porque el incidente ha sido convertido en un hecho “heróico” por grupos de extrema derecha y, ahora, por el periódico de mayor tirada de España. En efecto, El País no sólo está promocionando la campaña que apoya las acciones de Gutiérrez, sino que, a través del artículo de Barbería, este periódico justifica descaradamente el tomar la justicia por su mano, las reacciones violentas y, en definitiva, el obrar fuera de la ley y de las normas mínimas de convivencia que con tanta vehemencia se afanan en defender precisamente los mismos que han apoyado la celebración de las elecciones vascas en un clima tan enrarecido como el actual. Visto desde el punto de vista legal, el artículo de Barbería, que concretamente afirma que “el comportamiento airado de Emilio Gutiérrez ha venido a quebrar, estrepitosamente, la gigantesca espiral de silencio instalada en la población vasca no nacionalista.” parece a todas luces una apología de las acciones violentas con trasfondo político que anima a seguir el ejemplo de Gutiérrez, algo que debería dejar la pelota en el tejado de la fiscalía si es que aún la justicia en España pretende mantener un mínimo de credibilidad en la defensa del Estado de derecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: