Intervención y réplica de Gaspar Llamazares a Rodríguez Zapatero en el debate sobre el Estado de la Nación

Gaspar Llamazares, Madrid, 12 de mayo de 2009. Izquierda Unida esperaba de este debate parlamentario que supiéramos trasladar a la ciudadanía, que el presidente del Gobierno supiese trasladar a la ciudadanía esperanza, expectativas y probablemente también cambios. Pero hemos visto cómo hasta ahora el debate parlamentario ha estado volcado en un bipartidismo estéril, que ve las cosas en la primavera o en la glaciación pero que no permite ver la realidad, o bien en el reproche. Voy a intentar evitar cualquiera de esas tentaciones, la tentación del trazo grueso y la tentación del reproche.

Señor presidente del Gobierno, hoy lo que se esperaba de usted era un giro político, un proyecto a un año de legislatura que permitiese afrontar la crisis, lograr la mayoría parlamentaria necesaria y promover un liderazgo social para afrontar unidos el grave reto de la crisis. Nada de eso ha aparecido hoy aquí. El presidente del Gobierno, en vez de afrontar la realidad, no ha hecho como hasta ahora eludirla sino que se ha situado en el centro de la realidad para evadirse.

Se ha evadido, en primer lugar, en relación con el pasado. Daba la impresión de que el señor Zapatero no tenía nada que ver con el señor don José Luis Rodríguez, y en ese sentido el presidente del Gobierno ha establecido en esta Cámara un debate y una descalificación general de la política urbanística que da la impresión de que en los últimos cinco años no ha gobernado él. Yo le quiero recordar, señor Zapatero, señor Rodríguez Zapatero, que usted ha gobernado durante los últimos cinco años y que solamente han adoptado una Ley del Suelo al final de la legislatura anterior, por mucho que les planteamos lo contrario. Que se negaron a una ley que tuviera que ver con las hipotecas -que también eran el cebador de la crisis urbanística-, y sólo lo hicieron muy al final y de forma muy débil, y que lo que ahora proponen de las deducciones de vivienda viene siendo un planteamiento de la izquierda parlamentaria que ustedes han rechazado por el temor a desinflar el sector de la vivienda. Pues bien, no desinflaron a tiempo el sector de la vivienda, no redujeron racionalmente ese sector y hoy el sector de la vivienda ha estallado y sus medidas son medidas tardías.

Pero, además de no reconocerse en su propia gestión, ha eludido la realidad dando un salto en el aire hacia el modelo de desarrollo, hacia el futuro, hacia la recuperación económica. Pero la pregunta hoy no es solamente qué vamos a hacer en el momento de la recuperación económica sino qué hacemos hoy en el momento más grave de la crisis, cuando se destruye empleo, cuando tenemos todavía un volumen muy importante de empleo precario, cuando nuestro empleo también es de baja calidad y cuando, por otra parte, señor presidente del Gobierno, hay efectos en la economía muy negativos y muy preocupantes.

A este problema, al problema de la crisis y de la recesión, usted no ha dado respuesta, se ha escapado hacia el modelo de desarrollo. Nosotros pensamos que hay que dar respuesta a las dos cosas. ¿Qué pretendía usted eludir, señor presidente? Pretendía eludir el Plan E. Usted debería haber explicado en esta Cámara, a un año de gestión, cuál es el balance de su gestión en materia económica frente a la crisis, y no ha dicho una palabra en relación con el Plan E. Señor presidente, dentro del Plan E el fondo bancario no ha logrado sus objetivos, no se ha utilizado en su totalidad y, por otra parte, no ha llegado a donde tenía que llegar, a la pequeña y mediana empresa de este país.

Por tanto, el fondo bancario, en nuestra opinión, debería reorientarse hacia la inversión pública, debería repensarse para una mayor participación de la iniciativa pública en el ámbito de la banca, en las cajas de ahorros y en el sector bancario.

Segunda cuestión, usted ha hecho de los regalos fiscales y de la reforma fiscal uno de los instrumentos de su política económica, instrumento que nosotros hemos criticado y que han criticado los sindicatos de este país, pero usted no ha cejado en ese instrumento regresivo de política económica. Muy al contrario, además de dejar de ingresar 30.000 millones de euros, que hoy serían preciosos para la política de salida de la crisis, usted se empecina en nuevos recortes fiscales y en nuevos regalos, en nuevos cheques fiscales. Señor presidente, le recuerdo -y hay muchos estudios en ese sentido- que es más útil un euro de inversión directa que un euro regalado o deducido, que en muchas ocasiones no se orienta al consumo, sino que se orienta al ahorro, es decir, si es malo en condiciones de crecimiento, peor aún es en condiciones de crisis. Es un Gobierno de la izquierda el que está planteando en estos momentos nuevas rebajas fiscales en este país. Comprenderá usted que no le acompañemos en las rebajas fiscales.

En relación con otra materia en la que usted ha dicho que nuestro país es fuerte, las políticas sociales, estamos convencidos de que eso no es así. Somos frágiles en las políticas sociales. Se ha demostrado, en relación con las políticas de protección al desempleo, que hoy tienen a un millón de personas sin ningún tipo de prestación, a un millón de familias sin ningún ingreso.

Señoras y señores diputados, esta es una emergencia a la que usted debería responder y a la que debería haber respondido en esta Cámara ampliando la protección al desempleo y creando un fondo de inserción y formación con las comunidades autónomas. Pero no ha hecho nada de eso.

Señor presidente del Gobierno, el problema es que usted no ha hecho un análisis de las causas de fondo de la crisis. No es solamente la especulación financiera, ni siquiera nuestra especulación urbanística, la causa de fondo de la crisis es la política neoliberal y las graves desigualdades que ha provocado, desigualdades que se han orientado, por parte de las rentas altas, a la inversión especulativa y, por parte de los ciudadanos, al endeudamiento ante la banca, al endeudamiento privado. Por tanto, para salir de la crisis no son buenas las medidas que usted se propone. Para salir de la crisis es preciso un cambio de izquierdas. Es preciso, en primer lugar, proteger a los más débiles mediante la protección al desempleo, mediante medidas que eviten los desahucios y las hipotecas, que en estos momentos son imposibles de pagar para un sector de la sociedad, y defendiendo la política social y la política de pensiones. Primero la gente.

En segundo lugar, es imprescindible relanzar la iniciativa pública, señor presidente del gobierno. No hay posibilidad de salir de la crisis, desde una perspectiva social, si no hay iniciativa pública, si no hay fiscalidad progresiva -y usted no va en ese sentido-, si no hay banca pública en nuestro país y utilización de la financiación para que llegue a las pequeñas y medianas empresas, si no hay inversión pública, que usted se propone recortar.

Y, por último, señor presidente del Gobierno, es necesario, es verdad, cambiar el modelo. Pero antes de proponer un fondo para el futuro, cumpla usted con los compromisos para cambiar el modelo. Cumpla usted, por ejemplo, con el compromiso de Kioto; cumpla usted con el compromiso del ahorro y de la eficiencia energética. Cumpla usted con compromisos con los que no ha cumplido todavía, no nos plantee nuevos señuelos para el futuro.

Esperábamos que el presidente del Gobierno hiciese una propuesta de giro a la izquierda. No ha sido así. Nuestra mano está tendida para una propuesta de giro a la izquierda porque estamos convencidos de que es muy importante una mayoría parlamentaria de izquierdas y que es requisito indispensable para un acuerdo social que responda a los intereses de los trabajadores y a los intereses de los ciudadanos.

Turno de réplica de Llamazares

Yo tengo la impresión de que los trabajadores y los ciudadanos cuando termine este debate no se preguntarán quién ganó el pugilato, no se preguntarán eso. Eso se lo preguntarán algunos medios, nosotros que estamos más en el ámbito de la política concreta, cotidiana. Los trabajadores se preguntarán fundamentalmente qué medidas va a adoptar el Gobierno y con quién cuenta para esas medidas. De este debate lo que sale es incertidumbre; incertidumbre en relación con la crisis económica -creo que sirve muy poco el que usted diga que estamos en los albores de la recuperación- e incertidumbre parlamentaria y, en consecuencia, dificultades para el acuerdo y el pacto social. Esa es la conclusión de este debate.

En relación con la izquierda, señor presidente, no nos vale que usted se considere de izquierdas. Me parece muy bien. Lo que tiene que decirnos es qué medidas piensa adoptar para acercarse a la izquierda política y a la izquierda parlamentaria y usted prácticamente no ha dicho nada en esa materia. ¿Qué medidas piensa adoptar? Porque hoy por hoy la relación no es preferente, la relación es indiferente. Hay que decirlo claramente, la relación es indiferente. Con esta serie de iniciativas que ha tomado usted en el día de hoy, que son muchas cosas contradictorias, no sabemos a qué carta quedarnos. Basándonos en estas iniciativas no hay condiciones para un acuerdo, ni siquiera para un acuerdo light, para un acuerdo suave, mucho menos para un acuerdo de fondo.

De nuevo vuelve a eludir una cuestión esencial para nosotros: la protección al desempleo y el Plan de Empleo y Formación. Ante una situación de desempleo tan grave, usted deja en la ambigüedad esa medida. Es verdad que tiene que concertarse, pero tiene que dar respuesta a esa medida. ¿Piensa ampliar el periodo de protección al desempleo? ¿Piensa reforzar las medidas de inserción? No ha respondido a nada de eso y no nos satisface.

Dice usted: visión ideológica de la crisis. No, visión de izquierdas de la crisis: la crisis provocada por diferencia de rentas, por disparidad de rentas y por especulación. ¿Y cuál es la solución que usted adopta? Más contrarreformas fiscales. En su caso sí que son instrumentales. Cada vez que hace una reforma fiscal rebaja los impuestos a los que más tiene. Señoría, en el año 2006 cada empresario declaró 13.000 euros, los trabajadores 20.000 euros. Es un escándalo la disparidad en la renta y es un escándalo la disparidad en materia fiscal.

Por esas razones, señor presidente, no ha aclarado en este Pleno ni la línea política que va a seguir -no ha girado hacia la izquierda-, ni ha aclarado la mayoría parlamentaria necesaria para dar seguridad a los ciudadanos y a los trabajadores frente a la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: