En memoria de Bob Doyle

“Tomen la lucha y únanse en la larga batalla por la más noble de las causas: la liberación de la humanidad. Entonces, el sacrificio de mis camaradas no habrá sido en vano; habrá sido una fuente de aliento. LA LUCHA CONTINÚA.” Bob Doyle (16-02-2007)

Bob Doyle
Bob Doyle

Bob Doyle ha muerto en Londres el pasado 22 de enero a la edad de 92 años. Bob, sindicalista, militante comunista y escritor, era el útimo superviviente de la Columna Connolly, la unidad irlandesa integrada en el Batallón Lincoln de las Brigadas Internacionales. La familia convoca a un homenaje en Dublin el próximo sábado 14 de febrero a las 12 del mediodía, Gardens of Remembrance, Parnell Sq. Posteriormente habrá un acto de recuerdo a los 60 brigadistas irlandeses caídos en España en el Liberty Hall.

En memoria de Doyle reproducimos el discurso que pronunció en el Jarama el 16 de febrero de 2007. Son palabras que, por su extraordinaria honradez y sabiduría, nos inspiran hoy a todos. Go raibh maith agat ! (muchas gracias), Bob.

¿Sacrificaron en vano sus vidas mis camaradas?

Bob Doyle. Hola a todos: Estoy aquí de pie, en el campo de batalla de Jarama, y recuerdo con dolor a los camaradas que sacrificaron sus vidas. Pienso especialmente en los compañeros irlandeses: Charlie Donnelly y Kit Conway, personas bondadosas que vinieron a España, como yo, para combatir el fascismo. Sí, vinimos a luchar, pero también compartíamos un ideal, una visión del futuro. Veíamos al fascismo como la expresión más cruel del capitalismo y por ello luchamos por un mundo diferente; un mundo donde todos pudiéramos vivir en paz, en hermandad y en armonía con el medio ambiente.

Al mirar al mundo actual, sin caer en la sentimentalidad, debo hacer la siguiente pregunta: “¿Mis camaradas sacrificaron en vano sus vidas?” Algunos dicen: “Sí, perdimos la guerra en España, pero el fascismo fue finalmente derrotado. Ahora tenemos democracia en España e, incluso, un gobierno socialista”. Bien, todo eso puede ser cierto, pero ¿y el ideal por el que vivieron y murieron mis camaradas? ¿Acaso podemos afirmar que ese ideal ha triunfado en España cuando en las últimas elecciones cerca de la mitad del electorado votó por un partido que está volviendo a sus raíces fascistas? Sigue leyendo