Proponen a Marcos Ana para el premio Príncipe de Asturias de la Concordia

José Saramago, Wole Soyinka, Juan Gelman, Gioconda Belli , Luis García Montero, Almudena Grandes, Miguel Ríos y Eduardo Galeano, entre otros, impulsan la concesión del premio

Marcos Ana (Fernando Macarro Castillo) nació en Aleonada, una pequeña aldea de Sala­manca, en 1920, en el seno de una familia pobre de jornaleros del campo. Su vida ha estado mar­cada por una pasión constante en defensa de los oprimidos y desheredados y una entrega absoluta a su ideal comunista. Desde su primera juventud, luchó del lado republicano, durante la guerra civil española. Al terminar ésta, en 1959, fue detenido, junto a millares de demócratas, y condenado a muerte. Permaneció encarcelado durante 25 años ininterrumpidos: toda su juventud y la mitad de su vida. En esa Universidad dolorosa escribió los poemas que traspasaron las cárceles y llevaron su nombre a través del mundo, contribuyendo a desencadenar una campaña de solidaridad en su favor. Fue uno de los primeros presos políticos es­pañoles defendidos por Amnistía Internacional. Sigue leyendo

Las Termópilas españolas: se publica un libro sobre los voluntarios chipriotas en las Brigadas Internacionales

El libro de Paul Philippou Strongos cuenta la historia de los 57 combatientes chipriotas en la Guerra Civil Española apoyándose en gran cantidad de datos extraídos del recientemente abierto archivo de la III Internacional en Moscú. Además presenta una historia concisa de la contienda, no sólo desde la perspectiva académica, sino también como reflexión vital sobre cómo la guerra configuró las vidas de una generación y determinó el destino de cientos de millones de personas en todo el mundo.

Este es el primer libro dedicado exclusivamente a la contribución de los chipriotas a la causa de la democracia y el progreso durante la Guerra Civil Española. Da testimonio de la injusticia cometida contra la humanidad por el fascismo en España, y los inspiradores sacrificios de una pequeña banda de voluntarios chipriotas. Spanish Thermopylae es el tributo que se merecen, ellos y las Brigadas Internacionales.
Demetris Christofias, Presidente de la República de Chipre

En la mejor tradición de sus antepasados griegos, los héroes de la Guerra de Independencia, los chipriotas se aprestaron a defender la democracia y la independencia de España, sabiendo que la derrota del pueblo español significaría la guerra mundial. En los campos de batalla de España se estaba decidiendo el destino de Europa y también el de Chipre. Se apercibieron de que el fascismo era el mayor enemigo de la humanidad y se presentaron voluntarios para ayudar a derrotarlo… Muchos chipriotas descansan hoy bajo la tierra española. Chipre está orgulloso de sus hijos heróicos que cayeron por la causa antifascista, pero la lucha no ha terminado. Lucharemos hasta barrer al fascismo de la faz de la tierra.
Ezekias Papaioannou, Voluntario de la Brigadas Internacionales y secretario general de AKEL (1949-88)

Antes de que pase mucho tiempo, sus países se sentirán orgullosos por igual de los voluntarios. Esa será su mayor y más alta recompensa.
Juan Negrín, presidente del Gobierno de la República Española (1937-39)

Paul Philippou Strongos es profesor de Historia en la Universidad de Perth. Más información: http://www.bibliagora.co.uk/show_book.php?titlesID=500443

En memoria de Bob Doyle

“Tomen la lucha y únanse en la larga batalla por la más noble de las causas: la liberación de la humanidad. Entonces, el sacrificio de mis camaradas no habrá sido en vano; habrá sido una fuente de aliento. LA LUCHA CONTINÚA.” Bob Doyle (16-02-2007)

Bob Doyle
Bob Doyle

Bob Doyle ha muerto en Londres el pasado 22 de enero a la edad de 92 años. Bob, sindicalista, militante comunista y escritor, era el útimo superviviente de la Columna Connolly, la unidad irlandesa integrada en el Batallón Lincoln de las Brigadas Internacionales. La familia convoca a un homenaje en Dublin el próximo sábado 14 de febrero a las 12 del mediodía, Gardens of Remembrance, Parnell Sq. Posteriormente habrá un acto de recuerdo a los 60 brigadistas irlandeses caídos en España en el Liberty Hall.

En memoria de Doyle reproducimos el discurso que pronunció en el Jarama el 16 de febrero de 2007. Son palabras que, por su extraordinaria honradez y sabiduría, nos inspiran hoy a todos. Go raibh maith agat ! (muchas gracias), Bob.

¿Sacrificaron en vano sus vidas mis camaradas?

Bob Doyle. Hola a todos: Estoy aquí de pie, en el campo de batalla de Jarama, y recuerdo con dolor a los camaradas que sacrificaron sus vidas. Pienso especialmente en los compañeros irlandeses: Charlie Donnelly y Kit Conway, personas bondadosas que vinieron a España, como yo, para combatir el fascismo. Sí, vinimos a luchar, pero también compartíamos un ideal, una visión del futuro. Veíamos al fascismo como la expresión más cruel del capitalismo y por ello luchamos por un mundo diferente; un mundo donde todos pudiéramos vivir en paz, en hermandad y en armonía con el medio ambiente.

Al mirar al mundo actual, sin caer en la sentimentalidad, debo hacer la siguiente pregunta: “¿Mis camaradas sacrificaron en vano sus vidas?” Algunos dicen: “Sí, perdimos la guerra en España, pero el fascismo fue finalmente derrotado. Ahora tenemos democracia en España e, incluso, un gobierno socialista”. Bien, todo eso puede ser cierto, pero ¿y el ideal por el que vivieron y murieron mis camaradas? ¿Acaso podemos afirmar que ese ideal ha triunfado en España cuando en las últimas elecciones cerca de la mitad del electorado votó por un partido que está volviendo a sus raíces fascistas? Sigue leyendo

Los descendientes de exiliados podrán solicitar la nacionalidad española a partir del 29 de diciembre

Comunicado de la asociación de descendientes del Exilio Español

www.exiliados.org

Tramitación de la solicitud de nacionalidad

La Asociación de Descendientes del Exilio felicita al Gobierno socialista y a la mayoría de los grupos parlamentarios por haber logrado un acuerdo que permitirá que el Proyecto de Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura salga adelante. Defenderemos públicamente sus contenidos porque responden a muchas aspiraciones de los familiares de las víctimas, y sientan las bases para la recuperación de la Memoria de la Democracia de nuestro país.

En el Artículo sobre Reconocimiento general se ha incluido un nuevo apartado que reconoce y declara la injusticia que supuso el exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil y la Dictadura. Esta afirmación nos produce una gran satisfacción.

No obstante, nos duele saber que en la negociación se ha olvidado considerar la nacionalidad española de origen de los hijos y nietos de los exiliados políticos españoles, nacidos en el extranjero. Esta petición se presentó el de Diciembre ante la Comisión Interministerial para el estudio de la situación de las víctimas de la guerra civil y del franquismo.

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, en su sesión del día de noviembre de , aprobó con modificaciones, una Proposición no de Ley sobre el desarrollo de una política de Estado para el reconocimiento de los ciudadanos y ciudadanas exiliados (núm. expte. / ) , presentada por el Grupo Parlamentario Socialista. Entre otras consideraciones se dice que hubo una inequívoca aportación de los exiliados a la recuperación de las libertades en España, que el Congreso de los Diputados considera un deber rendir un tributo de admiración y afecto, por la lealtad a sus convicciones y el sufrimiento que hubieron de padecer e instaba al Gobierno para que desarrollara, de manera urgente, una política integral de reconocimiento y de acción protectora económica y social de los exiliados de la guerra civil, así como de los llamados niños de la guerra, que incluya la recuperación, en su caso, de la nacionalidad española, y su extensión a sus descendientes directos, con reconocimiento del derecho de voto.”

Bien a nuestro inmenso pesar, de no resolverse este injusto olvido en el poder ejecutivo y legislativo, nos veremos obligados, a plantear que se vulnera nuestro derecho fundamental a la igualdad al sufrir discriminación respecto a los emigrantes económicos por razón de la ideología de nuestros padres.

La inmensa mayoría de los refugiados huyeron sin papeles. Los deportados españoles en Mauthausen y otros campos nazis fueron definidos como apátridas por el régimen franquista y por el nazi (triángulos azul y rojo). Muchos se incorporaron a los ejércitos aliados (Francia, URSS) o a la Resistencia en Francia y perdieron la nacionalidad por prestar servicio en ejércitos extranjeros. Francia ofreció posteriormente la nacionalidad y muchos hijos nacieron también de padres nacionalizados.

Entre y nacieron en México, fecha en que se cerró el período extraordinario de nacionalizaciones ofrecidas generosamente por el General Lázaro Cárdenas, ocho mil setecientos y cincuenta hijos de refugiados españoles, de acuerdo con la información de Mauricio Fresco en La emigración republicana española: una victoria de México, Editores Unidos, México D.F., .

Los exiliados que se naturalizaron no renunciaron expresamente a la nacionalidad española y si se naturalizaron s, franceses, venezolanos, argentinos, chilenos, etc. lo hicieron en una situación extraordinaria, principio jurídico de valor universal que debe respetar el legislativo español. Tampoco fuimos registrados siendo menores de edad en los consulados franquistas porque esta acción hubiera significado el reconocimiento del régimen dictatorial que con su exilio denunciaban. Además en los años en los que nacimos, las Naciones Unidas habían condenado, mediante dos Resoluciones, el gobierno de Franco y recomendado a los Estados signatarios de su carta fundacional que rompieran relaciones diplomáticas con el régimen. Ni México ni los países del Este Europeo mantuvieron relaciones diplomáticas con el régimen franquista.

La mayor parte de nosotros, nacidos ya de padre nacionalizado no pudimos optar por la nacionalidad española hasta la última reforma del Código Civil llevada a cabo, en , durante el Gobierno del Partido Popular, que aprobó en su Artículo que “Tienen derecho a optar por la nacionalidad española: Aquellas (personas) cuyo padre o madre hubiera sido originariamente español y nacido en España”. Esta disposición no resolvió el principio moral y legal de la recuperación o devolución de la nacionalidad de origen, a la que tenemos derecho, como hijos de españoles nacidos en el extranjero, perdida por causas extraordinarias o de fuerza mayor como fue la derrota militar, del Gobierno legítimo y constitucional de la II República española.

Se ha anunciado que los nietos de emigrantes españoles podrán optar a la nacionalidad española de acuerdo con la Disposición final primera del Proyecto de Ley de Adopción Internacional que modificará determinados artículos del Código Civil. En realidad, el proyecto, que se tramita actualmente en la Comisión de Justicia consagra la exclusión y discriminación de los nietos de los refugiados españoles en relación a los descendientes de los emigrantes económicos puesto que exige que sus padres sean españoles de origen .

Pedimos por tanto, y especialmente al Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, que asuma esta parte de su historia en España y en el Exilio e incluya la recuperación de la nacionalidad española de origen. Solicitamos que se apoye la siguiente enmienda de Esquerra Republicana que se cita al final y que agradecemos .

La Constitución de la República, no derogada, decía (Artículo º. ) que la calidad de español se pierde: (…)
º. Por adquirir voluntariamente naturaleza en país extranjero.
A base de una reciprocidad internacional efectiva y mediante los requisitos y trámites que fijará una ley, se concederá ciudadanía a los naturales de Portugal y países hispánicos de América, comprendido el Brasil, cuando así lo soliciten y residan en territorio español, sin que pierdan ni modifiquen su ciudadanía de origen.
En estos mismos países, si sus leyes no lo prohiben, aun cuando no reconozcan el derecho de reciprocidad, podrán naturalizarse los españoles sin perder su nacionalidad de origen.

Deseamos precisar que, en el caso de México, en la reforma de la Ley de que permitió generosamente a los exiliados republicanos adquirir la nacionalidad mexicana y obtener una identidad y protección durante la II Guerra Mundial, se suprimió la renuncia a la nacionalidad de origen, sin duda, a petición de los refugiados españoles -entre los que había numerosos juristas-, ya que el Derecho español, y la jurisprudencia del Tribunal Supremo de la época determinaban que no se perdía la nacionalidad española por la simple adquisición de otra si no concurría la voluntad expresa de renunciar a la española. La disposición legal no prohibía mantener la nacionalidad de origen, aunque tampoco establecía el derecho de reciprocidad y, por lo tanto, el republicano español que se naturalizaba no perdía ante la España su nacionalidad de origen .

Nos sentimos profundamente dolidos de que España, nuestro país de origen, no se comporte con la visión histórica y generosidad que tuvieron los países de acogida.

España, México, Francia, Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá, Peru, Venezuela, Canadá, EEUU, Bélgica. Octubre de . 2007
Por la Asociación de Descendientes del Exilio español

Ludivina García Arias. (España). Ana Maria Amo López (México), Georgette Caamaño (México), Juan Antonio de la Cámara (España), Henar Corbi Murgui (España), María Luisa Fernández Lafuente (Libertad) (España), José Luis López Tercero (México), Concepción Michavila García (México), Francisco Prieto Zarzosa (EEUU), Carmen Ruiz Sañudo (España), Juana Serra Altamira( México), Carlos Tobío Alonso (España), Aída Pérez Flores Valdés(México), Charles Farreny del Bosque (Francia), Fabien Garrido Gayet (Francia), José Santiago Vázquez Rogel (España), Marina García Arias (España), MariSol del Valle (España), Juan Riquelme Pujol (Venezuela).