La Duquesa de Alba condenada a pagar 6000 € por injuriar a los jornaleros andaluces representados por el SOC

El Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla ha condenado a Cayetana Fitz James Stuart a una multa de 20 días a razón de 300 euros diarios, es decir 6.000, por una falta de injurias por llamar a los trabajadores y afiliados del SOC “delincuentes, gentuza y cuatro locos”, después de que la Audiencia Provincial de Sevilla revocara parcialmente la sentencia del mismo Juzgado que la absolvía.

Fuentes del caso indicaron a Europa Press que en la nueva sentencia la juez considera probado que las declaraciones realizadas por la Duquesa de Alba tras un acto de protesta por su nombramiento de ‘Hija Predilecta de Andalucía’, hechos por los que el sindicato pedía una multa de 20.000 euros, fueron realizadas contra el sindicato y que suponen una infracción penal.
El auto de la Sección Séptima , al que tuvo acceso Europa Press, estimó parcialmente el recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado de Instrucción 8, presentado en el mes de octubre, ya que la revocó entendiendo que el SOC “tiene legitimación para ejercitar la acción penal” por falta de injuria contra la Duquesa.
Así, el magistrado indicó que “no cabe duda” que los sindicatos son personas jurídicas y, teniendo en cuenta la prueba documental aportada, “es indudable que la concentración en protesta por ese título fue convocada por la parte apelante” y que la mayoría de las personas asistentes “eran militantes y simpatizantes del SOC”. De este modo, estimó que “las posibles expresiones que se imputan a la parte apelante podrían afectar a su fama”.
No obstante, el auto no revocó el contenido del fallo de la sentencia anterior del Juzgado, sino que lo devolvió al mismo para que su titular, “ya que no ha valorado la prueba practicada en el juicio oral, dicte una nueva sentencia”, en el que debería, “con libertad de criterio”, pronunciarse sobre la “realidad o no de los hechos imputados y su posible encaje en la infracción penal”.
En el recurso, al que tuvo acceso Europa Press, el SOC mostraba su desacuerdo con el relato de los hechos probados recogidos en la sentencia y defendía básicamente el derecho al honor de las personas jurídicas, ya que la citada sentencia recoge que las querellas por injurias y calumnias suelen producirse “por una acción de una persona física a otra persona física”.

LA QUERELLA
El SOC presentó el pasado 15 de mayo ante el Juzgado de Guardia una querella criminal contra la duquesa de Alba. El juicio de falta se celebró el 15 de septiembre, sin la presencia de la duquesa que al parecer había sufrido una lesión en el brazo que le impedía acudir a la vista, a la que no estaba obligada a ir al tratarse de un juicio de falta. En el mismo, la juez no aceptó como prueba las grabaciones en vídeo de la duquesa en ciertos medios televisivos, propuesta por la acusación.

En la querella el SOC afirmaba que la duquesa se refirió supuestamente el 28-F a los trabajadores y afiliados del SOC, que se habían manifestado contra su declaración de ‘hija Predilecta de Andalucía’, llamándoles “delincuentes, gentuza y cuatro locos”, incitando “públicamente y por televisión al rechazo social, desprecio y vejación del SOC” con las referidas declaraciones.

Por estos hechos el SOC solicitaba una multa de 20 días a razón de 1.000 euros diarios, es decir, un total de 20.000 euros por una presunta falta de injurias.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores celebra su asamblea fundacional el 23 de septiembre

Una apuesta frente al verticalismo de las centrales mayoritarias. El próximo 23 de septiembre nacerá en Sevilla el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). Una asamblea fundacional abrirá el camino de su lanzamiento. Una apuesta en la que, junto al SOC y Autonomía Obrera, se encuentran diferentes colectivos de trabajadores y secciones sindicales.

Fuente: SOC. Dos años después un Congreso constituyente unirá definitivamente a todas las partes en una sola central sindical de clase inter-ramas que agrupe al conjunto de la clase trabajadora andaluza.
El SAT nace con vocación mayoritaria. Tiene como intención conseguir en dos años 40.000 afiliados bajo la bandera de la independencia de clase y así responder a la necesidad de superar a los aparatos sindicales del régimen, cambiando el mapa sindical andaluz.

En esta primera etapa de lanzamiento se trata de dar a conocer la nueva alternativa sindical. Con este fin, el SAT realizará una campaña informativa, con 50.000 dípticos explicativos y 25.000 carteles.

El secretario general del SOC, Diego Cañamero dijo que este sindicato nace con la intención de “defender los intereses del pueblo andaluz y de los trabajadores” con independencia de intereses políticos. En dos años habría que alcanzar el mínimo legal del 15% de los delegados sindicales en Andalucía para convertirnos en sindicato representativo y poder negociar acuerdos y convenios en el conjunto de nuestra tierra, Andalucía.

Diego advirtió que “el camino no va a ser fácil ya que la patronal y la Junta no van a aceptar a un sindicato económica y políticamente independiente, comprometido exclusivamente con los intereses de los trabajadores, un sindicato a pie de tajo”.

El SAT no sólo nace como continuación natural del desarrollo del SOC que ya ha desarrollado federaciones diferentes al campo como la construcción, la hostelería o el metal. Sobre todo se lanza para responder a una necesidad. Andalucía es la comunidad que cuenta con un mayor desmantelamiento industrial, tiene un índice de paro superior a la media estatal, las pensiones más bajas de España, la mayor acumulación de tierra en manos de unos pocos terratenientes -el 53% de la tierra pertenece al 4% de los propietarios-, un 42% de contratos precarios -casi 10 puntos por encima de la media española- y los salarios un 30% más bajos que la media estatal entre otras.

Este panorama no es casualidad. Es así, entre otras razones, por el desarrollo en Andalucía de un sindicalismo poco combativo, un sindicalismo mayoritariamente conformista y burocrático que no tiene en cuenta la realidad de los trabajadores ni sus necesidades. Es necesario dotar a los trabajadores de una nueva herramienta sindical que responda exclusivamente a sus intereses y les defienda de los ataques del neoliberalismo imperante que está destruyendo las pocas conquistas sociales -salud, educación, etc- que todavía nos quedan.

300 compañeros y compañeras han participado en la Asamblea Nacional del SOC, celebrada en Osuna, que inaugura la cuenta atrás hacia la fundación del SAT. Manuel Rodríguez, Secretario de Organización, destacó que en esta Asamblea Nacional se ha notado “un gran entusiasmo por la concreción de los acuerdos del IX Congreso del SOC que por unanimidad decidió lanzar el SAT”.
Aunque todavía quedan algunos flecos, la Asamblea Fundacional del SAT se celebrará con toda seguridad en Sevilla donde se busca un lugar apropiado que acoja un gran evento como éste con una participación de 500 personas de toda Andalucía, probablemente la Universidad Pablo de Olavide.